Bego: Skilled Visa Granted!!

Nuestra amiga Bego ya nos ha contado alguna historia interesante tiempo atrás acerca de su aventura en Australia. Hoy, da un paso más y nos explica la alegría que sintió cuando le concedieron su Skilled Visa, que le permite vivir y trabajar en las antípodas libremente. Os contamos brevemente el camino que ha seguido para lograr su objetivo!
1.- Cuéntanos muy brevemente tu historia en Australia.
Mi plan original era venir a estudiar un curso de inglés por cuatro meses. Nada más llegar, a las tres semanas, encontré un trabajo y decidí alargar mi estancia otros nueve meses más. Encuentro que este país ofrece muchísimas oportunidades, y teniendo en cuenta el panorama en España, pensé que no me importaría estar un par de años más por aquí y que ya que cumplía los requisitos para aplicar por la Skilled Visa prefería invertir el dinero en ese visado en lugar de invertirlo en otro curso.
2.- Ya estabas trabajando como informático en Australia.  ¿Por qué decides aplicar a la Skilled Visa?
Tenía dos opciones, o la Sponsor Visa o la Skilled Visa, y pensando bien, la segunda se adaptaba mejor a lo que yo quería, ya que no me veía trabajando para la misma empresa por un largo tiempo, lo que yo quería era poder quedarme en el país y poder moverme a diferentes ciudades sin ataduras.
3.- Podrías contarnos un poco qué proceso seguiste, cómo te guiaste para conseguir este visado que parece tan difícil.
Lo primero que hice fue meterme en la página de inmigración y buscar y leer toda la información que allí viene. La verdad es que cualquiera que ya haya echado un ojo a la página coincidirá en que no lo ponen nada fácil, y más aún ahora que acaban de cambiar todo el sistema de visados de este tipo. Por ello, decidí contactar con un agente de inmigración que me ayudó a gestionar todo el papeleo.

4.- ¿Qué sentiste cuando recibiste tu Visa Granted?
Pues la verdad es que no me lo creía, me habían dicho que podría llevar hasta 18 meses el que estudiaran mi caso y ¡no tardó ni dos semanas! Aún así una sensación increíble ya que después de invertir alrededor de unos 6 meses en juntar todos los papeles y demás, sentir que el proceso ha terminado es genial.

5.- Este visado creemos que es una apuesta a largo plazo por Australia. ¿Tienes pensado quedarte mucho?
La verdad es que yo no lo enfoco de esa manera, cuando me planteé aplicar por este visado lo tomé más con la siguiente lógica: si me gasto unos $4000 dólares por 9 meses estudiando un curso, y este visado han sido menos de $7000 por obtener la residencia (5 años renovables), me sale más rentable en cierta forma. Por supuesto que conlleva muchísimo más trabajo y dolores de cabeza conseguir todos los papeles, pero a mí me sale a cuenta.

6.- Ya has empezado a notar que se abren algunas puertas que estaban cerradas? ¿Alguna oferta interesante? 🙂
Principalmente el sistema sanitario,  una vez eres residente ya dispones de cobertura como un australiano más sin tener que preocuparte de los dichosos seguros médicos. Además de esto, los Australianos disponen de muchísimas ayudas del gobierno: financiación para estudiar en la universidad, subvenciones por desempleo sin necesidad de haber cotizado, ayudas con el alquiler… y un largo etcétera que se me escapa de momento, ya que el inconveniente es que debes esperar 2 años una vez eres residente para poder solicitar estas ayudas.

7.- Da un consejo para la gente que está empezando este camino o tiene pensado hacerlo.
Si cumples los requisitos, no lo dudes, es la mejor opción: te abres las puertas a un país increíble.
Enhorabuena Bego, te lo mreces!!! Que tengas mucha suerte en esta nueva etapa, besos 😉

3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *