Australia cambiará tu vida y te abrirá la mente

Hay formas y formas de cambiar de vida y viajar es una de ellas. Viaje y cambio de vida van de la mano y forman un binomio inherente e inseparable que para la mayoría de nosotros es un modo de vida.

Seguramente no te estamos descubriendo nada nuevo si te decimos qué parte de esa magia fascinante, que tanto nos atrae de los que hoy en día llamamos globetrotters, sólo se adquiere de un modo: viajando.

El espíritu wanderlust y la alquimia viajera en tu cambio de vida

Los auténticos viajeros están rodeados de un aura que los hace especiales, suelen ser personas abiertas de mente y libres de prejuicios. Hablan de lugares poco comunes y se adaptan a casi cualquier situación.

Su lema suele ser “cerrar la maleta y abrir la mente”. Su vida está llena de cambios imprevisibles, de decisiones de última hora y de extravagantes y disparatadas aventuras. Viven en el aquí y en el ahora, ¡no les queda más remedio! y son perfectos improvisadores de experiencias inolvidables. Digamos que pueden cambiar de vida varias veces al día y disfrutan sabiendo que lo único estable que tienen es su inestabilidad.

No tienen edad. O no creen en ella. Cuentan los años en viajes y en sellos de pasaporte y creen firmemente que los años tienen más que ver con las ganas de hacer cosas y con la energía que se lleva dentro que con los números. Podrían pasarse tardes mirando mapas y no les asusta eso de cambiar de vida radical, ya que para ellos el cambio es una constante.

¡Quiero cambiar de vida!

Viajar nos enseña a adaptarnos al medio y hoy en día, la inteligencia, tiene mucho que ver con nuestra capacidad de adaptación. La vida ya no es lo que era, el lifestyle basado en lo previsible y lo lógico se está quedando medio obsoleto y un poco anticuado y nos alegra saber que ahora ya no se mira raro a los que quieren cambiar de vida a los 50.

Hay muchas razones que nos arrastran a un cambio de vida y no necesariamente tienen que estar relacionadas con una crisis personal o existencial. Podemos sentir el deseo de cambiar de vida porque queremos mejorar nuestras capacidades, descubrir nuevos lugares, liberarnos de malos hábitos, romper viejas creencias, aprender un idioma o simplemente porque sí.

Y ahora mismo te preguntarás, ¿cambiar de vida? ¿yo? ¿y a mi edad? ¡Pues claro! Puedes cambiar de vida a la edad que quieras, puedes cambiar de vida a los 40, cambiar de vida los 50 o, por qué no, cambiar de vida a los 60. ¡No hay límite de edad para esto!

Cambiar de vida en Australia

Para muchos de nosotros venir a Australia supuso un cambio de vida muy importante. Muchos dejamos nuestros trabajos y nuestra rutina. Otros lo vendieron todo para venir a cumplir su sueño. No te vamos a engañar, es un cambio de vida radical. Para venir aquí hacen falta tres cosas: ahorros, un visado y un par de…

Y ole por toda esa gente que lo hace. Nosotros admiramos a las personas valientes y luchadoras y nos hace felices saber que nuestro trabajo consiste en poner ese granito de arena para que ese cambio de vida que tanta gente desea ocurra.

Hay cosas que solo se aprenden a miles de kilómetros

Australia está en la otra punta del mundo y la vida aquí está genial pero no es tan maravillosa como la pintan. Te sentirás sol@ muchas veces, de bajón, perdid@ y sin rumbo, cambiarás de planes casi cada mes, querrás irte un día y al día siguiente quedarte, trabajarás de casi todo y quizá nunca de “lo tuyo”, puede que te enamores o que te partan el corazón, te sentirás frustrad@ cientos de veces y justo cuando estés a punto de tocar fondo recordarás qué es lo que has venido a hacer aquí y en cuestión de segundos todo cobrará sentido de nuevo.

La vida te recordará que has venido aquí para aprender, para crecer como persona, para madurar, para reír hasta que te duela la cara, para ver el atardecer con el sabor a salitre en tus labios, para plantarle cara al miedo, para convertirte en una versión de ti mucho más fuerte y más sabia.

Para cruzarte con personas que nunca hubieras conocido de haberte quedado en casa. Para hacer alguna que otra locura y sentir como tu corazón palpita a mil revoluciones por segundo. Has venido aquí para cambiar de vida, aprovéchalo, no caigas en el error de pasar por el mundo y no dejar que el mundo pase por ti.

Hay una frase que dice que no somos conscientes de lo que tenemos hasta que lo perdemos. Con Australia pasa un poco lo mismo, no somos conscientes de lo que nos marca hasta que nos hemos ido o hasta que estamos a punto de hacerlo.

Para muchos de nosotros Australia ha sido el viaje de nuestra vida, un viaje que no se cuenta ni en días ni en meses y que va más allá de los kilómetros recorridos. Un viaje que sigue la ruta más íntima y enrevesada de todas, esa que solo tú conoces.

Australia es sobre todo un viaje interior.

 

Si te ha gustado el post, déjanos cinco estrellas 🙂

Australia cambiará tu vida y te abrirá la mente
4.9 (98.75%) 16 votos

2 comentarios

  • Cristina says:

    Hola , quiero hacer este viaje a Australia , pero como me pueden ayudar , asesorar y bueno me asusta un poco que todo esto no sea cierto . Por eso quiero su asesoría para tener claro todo esto. Le agradezco .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *