6 experiencias en Australia que no te puedes perder

Australia es un país lleno de planes por realizar, escapadas que hacer y road trips esperando por ti. Los más de siete mil quinientos kilómetros de este país dan para mucha aventura. Lo comprobarás cuando te decidas a dar el salto 😉

Son muchos los estudiantes hispanos –colombianos, españoles, argentinos, chilenos, etcétera- que deciden venir una temporada al país austral para volver a casa con sus mochilas llenas de experiencias increíbles.

Seamos honestos, si quieres mejorar tu inglés, Australia tiene un atractivo especial para los amantes de la vida en la playa. Al fin y al cabo, es mucho más divertido estudiar inglés con una tabla de surf en la mano y sol todo el año, que con un paraguas. ¡Aunque para gustos, los colores!

Lo cierto es que, si te vienes a Down Under, hay algunas experiencias que no pueden faltar en tu lista de cosas por hacer. ¡Te presentamos nuestros must australianos!

chico con un sombrero de paja de espaldas y mirando al mar en una playa

1. Bucea en la Gran Barrera de Coral

La Great Barrier Reef es probablemente la belleza natural australiana más conocida mundialmente y no es para menos. Su extensión de más de 2.500 kilómetros de largo es hogar de miles de especies: tiburones de arrecife, tortugas, peces de todos los tamaños y colores, e incluso, serpientes marinas. ¡Un espectáculo de color y vida que merece mucho la pena visitar!

Para hacer esta parada obligatoria, tendrás muchas opciones entre las que elegir. Podrás optar entre bucear o hacer snorkel, excursiones de un día o varios y diferentes tipos de barco desde los que tirarte al agua.

fotografía aérea de unos submarinistas buceando en aguas cristalinas

2. Sobrevuela las WhitSundays

Este espectacular archipiélago de setenta y cuatro islas está ubicado en el estado de Queensland, a unos novecientos kilómetros al norte de Brisbane.

Para visitarlo tienes multitud de opciones disponibles dependiendo del presupuesto que tengas: cruceros de un día, tours de rafting, recorridos en motos de agua o tours aéreos.

Aunque el tour aéreo es una de las opciones más caras, es una experiencia que nunca olvidarás. Ver esas aguas turquesas entremezclándose con la arena blanca desde el cielo es una imagen impagable. Además, por supuesto, de ¡su isla en forma de corazón! ¡Una preciosidad!

Si te decides por descubrir las islas en barco, es muy probable que la excursión incluya una parada en la Whitehaven Beach, una de las playas con la arena más deslumbrante del mundo.

Si paras en esta playa o en cualquiera de los alrededores, ten en cuenta este consejo: ¡Cuidado con las gaviotas! ¡Son depredadores a sueldo! ¡No dejes tu bocadillo solo en la arena! Desde que tengan el más mínimo indicio de presencia de comida se arremolinarán alrededor tuyo y no te dejarán en paz. Así que te recomendamos que intentes comerte el tentempié discretamente.

fotografía aérea de un grupo de gente en la arena y rodeada de agua cristalina

3. Visita el bosque de selva más antiguo del mundo

Si te gusta la naturaleza, no te puedes perder la majestuosidad del bosque tropical Daintree. Situado a dos horas en coche de Cairns, el Daintree Rainforest es considerado el bosque de selva tropical más antiguo del mundo, además de ser Patrimonio de la Humanidad.

Sus 1.200 kilómetros de extensión están llenos de vida. Podrás pasear entre árboles milenarios y disfrutar de la presencia de mariposas, reptiles de todos los tamaños, marsupiales, murciélagos y un sinfín de especies de insectos de lo más particular. Además, es hogar de más de 400 especies de aves, de las que 13 de ellas no existen en otro lugar de la Tierra.

Para apreciar toda la belleza mágica que encierra Daintree, te recomendamos hacer una excursión con los guardianes originales de esta tierra, la tribu aborigen Kuku Yalanji. Ellos se encargarán de mostrarte los rincones más enigmáticos de esta selva. Entre ellos, unas cascadas a las que se les atribuye poderes curativos. ¡Descubrir esta selva es una experiencia que difícilmente podrás olvidar!

chica mirando los árboles en una selva

4. Crúzate el desierto australiano en furgoneta y visita el Uluru

Esta es una de las experiencias más extremas que puedes hacer en Australia, por ello te recomendamos que, si te animas a hacer este viaje vayas muy, pero que muy preparado.

Hazlo sin miedo, pero con precaución. Te recomendamos que viajes acompañado, después de haber revisado muy bien el vehículo con que viajarás y que prepares víveres, si puede ser tirando al exceso, especialmente el agua.

Muchos de los que deciden lanzarse a la aventura de cruzar el desierto hacen una parada en Uluru, uno de los iconos de la cultura aborigen australiana. Esta imponente formación rocosa, se encuentra en el centro del país y, si ya has decidido cruzar el desierto en furgoneta, te recomendamos que la incluyas como parada obligatoria y mates dos pájaros de un tiro. De esta manera, te ahorrarás un buen dinero. Los vuelos a Uluru desde cualquiera de las ciudades australianas suelen ser bastante caros en cualquier época del año.

furgoneta blanca circulando por un desierto con la puesta de sol

5. Ver cocodrilos en plena naturaleza

Si has llegado hasta Australia no te puedes ir sin ver cocodrilos. Aunque te recomendamos que lo hagas manteniendo las distancias, verlos en su hábitat natural es una experiencia muy wild.

Para encontrar a estos reptiles te recomendamos dirigirte al Northern Territory, aunque también podrás encontrarlos en otras zonas de Australia como el estado de Queensland.

¡Cuidado en las playas de Queensland en las que encuentres carteles de presencia de cocodrilos! ¡Ni se te ocurra meterte en el agua!

Contratar una excursión en el Parque Nacional Kakadu para ver los cocodrilos a sus anchas, puede ser una opción más segura para conocer cómo viven y cómo son estos reptiles aussies.

dos cocodrilos pequeños y uno encima del otro

6. Ver canguros en libertad en una playa paradisíaca

Esta es una de las experiencias más bonitas que hemos tenido muchos en el país austral.

Poder presenciar a estos marsupiales saltando por las arenas blancas de una playa recóndita del mapa austral, es un regalo maravilloso que no te puedes perder.

Si quieres ver a estas criaturitas adorables pasando un día de playa, puedes encontrarlos en varias playas situadas en la costa este, en el trayecto que va desde Sydney a Melbourne, siguiendo la línea de costa.

chico moreno tocando a un canguro

¿Te ha parecido útil este artículo? ¡Valóralo con estrellitas!

6 experiencias en Australia que no te puedes perder
4.2 (84%) 10 votos

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *