El koala australiano – Curiosidades y cómo encontrarlos

Si quisiéramos pensar en una imagen que represente Australia, probablemente lo primero que nos venga a la cabeza es la imagen de un adorable koala. Estos animalitos, junto con los canguros, se han convertido en un auténtico emblema del país austral.

¡Y es que no es para menos! Con esa carita tan encantadora, ¿quién no tiene ganas de conocerlos?

un koala durmiendo y apoyado en un árbol

Curiosidades sobre los koalas

El nombre científico de este marsupial australiano es Phascolarctos cinereus, pero nos resulta más cómodo llamarlo por su nombre de pila, fuera del mundo de la ciencia. Koala, es un nombre precioso que proviene de una de las lenguas aborígenes australianas, ¡y es mucho más fácil de pronunciar!

Los koalas son bastante fáciles de reconocer. Su aspecto de peluche, con sus orejas redonditas y su denso pelo que recubre todo su cuerpo, nos revelan a primera vista que estamos ante un koala. Al fin y al cabo, no hay muchas especies con características parecidas que se suban a los árboles a comer hojas de eucalipto y a pasar horas acurrucados en sí mismos.

Los koalas suelen medir entre 60 y 85 centímetros y pesan entre 4 y 15 kilos. Los machos suelen ser más grandes y pesados que las hembras. Esto es algo común que sucede en la mayoría de las especies animales.

Su robusto cuerpo repleto de pelo varía un poco de color dependiendo de la variedad de koala que tengas delante, pero la mayoría están cubiertos de un gris plateado con algunas zonas más blanquecinas en el pecho y en las orejas.

Los koalas, como otras muchas especies animales australianas, son marsupiales. ¿Esto qué quiere decir? Pues que, por ejemplo, comparado con nosotros, crecen muy poco tiempo en el interior del vientre materno y completan gran parte de su desarrollo en la bolsa marsupial, agarrados a las glándulas mamarias de su madre.

Nacen tan solo con un tamaño de unos dos centímetros y después de estar alrededor de seis meses con el calor de la bolsa materna, abren los ojos y se empiezan a relacionar con el mundo exterior. ¡Ellos se toman su tiempo!

fotografía de dos koalas dándose un beso

¿Qué comen los koalas?

¿Podéis imaginar un depredador con las características anteriores? No, ¿verdad? Efectivamente, los koalas son animales herbívoros que se alimentan básicamente de hojas de eucalipto, aunque algunas veces también se les ha encontrado masticando hojas de otros árboles.

Es muy curioso que estas grandes cantidades de hojas que engullen sean venenosas para otras especies de mamíferos, pero para ellos no. Estos pequeños están dotados de un metabolismo muy particular que digiere estas hojas sin ningún peligro para su salud.

Aunque tienen a su disposición diferentes tipos de eucaliptos, los koalas muestran predisposición por un pequeño porcentaje de éstos. Prefieren las hojas de los árboles que contienen más proteínas y agua en su interior, así se ahorran la energía que les supone bajarse del árbol e ir en busca de agua. ¡Imagínate lo poco que les gusta moverse!

A pesar del estilo de vida meditativo que llevan, necesitan comer bastante: casi medio kilo de hojas al día. Las hojas de eucalipto no contienen demasiados nutrientes, así que prácticamente las horas que están despiertos, las pasan comiendo.

Un día de un koala se podría resumir en unas 20 horas de sueño y 4 masticando hojitas. Para comer, suelen agarrarse al árbol con las patas traseras, que son más cortas que las delanteras, y van seleccionando hojas con una de sus zarpas.

Comen casi medio kilo de hojas y lo hacen repartiéndolas en diferentes comidas. Esto lo hacen porque sus reservas de agua en el cuerpo son escasas y necesitan ingerir algo que les proporcione un poco de agua sin bajarse del árbol.fotografía de un árbol en perspectiva zenital

¿Dónde viven los koalas?

Los koalas viven Queensland, Nueva Gales del Sur, Victoria y Australia Meridional, es decir, en las zonas costeras de las regiones del este y sur de Australia.

Normalmente los podrás ver en zonas de bosques de eucaliptos, ya que allí encuentran su principal alimento. Cuando tengas la suerte de localizar uno de ellos en libertad, es muy probable que hayas pasado un par de horas con el cuello inclinado hacia arriba buscando una bolita de pelo entre las ramas altas de todos los árboles que encuentres por el camino. ¡Pero valdrá la pena ver esa carita!

Algunos lugares clave para verlos pueden ser la reserva natural de Tidbinbilla, cerca de Canberra; Puerto Stephens en Nueva Gales del Sur o la reserva natural de Lone Pine en Queensland. Además, los podrás encontrar en Phillip Island en Victoria y en el parque nacional de Yanchep en Australia Occidental.

fotografía de un bebé koala subido a otro

Algunos datos sorprendentes de los koalas

  • Duermen hasta 20 horas al día. Esto se debe a que como su principal alimento son las hojas de eucaliptos y éstas tienen un escaso aporte calórico y energético, no les proporcionan mucha energía. Por ello llevan una vida en modo ahorro de energía.
  • Son animales bastante introvertidos y el único vínculo fuerte que se da entre ellos es entre la madre y la cría, mientras ésta es pequeña y dependiente.
  • Nacen con unos dos centímetros de tamaño y un gramo de paso. ¡Muy muy pequeñitos!
  • Los machos emiten fuertes rugidos para intimidar a sus rivales y atraer a las hembras. Además, para ganarse la atención de ellas, emiten secreciones por unas glándulas odoríferas que tienen en el pecho.
  • Entre los mamíferos, tienen uno de los cerebros más pequeños en proporción a su masa corporal.
  • A diferencia de otros mamíferos, el koala para emitir sonidos utiliza cuerdas vocales velares, órganos que se encuentran en el velo del paladar.

Además de todo lo que te hemos contado hoy sobre los koalas, quizás hayas oído hablar de su lado menos amigable por esas garras afiladas que tienen con las que debes tener cuidado.

Muchos los describen como vagos, lentos, solitarios y de mal carácter. ¿Se te ha caído un mito? No nos engañemos, ¡Aun así siguen siendo adorables! 🙂

Nosotros de momento no hemos tenido ninguna mala experiencia con estas bolitas dormilonas, así que te animamos a que salgas en busca de ellos con cámara en mano. ¡Una foto con uno de ellos puede ser uno de tus mejores recuerdos de Australia!

chica morena con una camiseta granate sujetando a un koala

¿Qué te ha parecido este artículo? ¡Valóralo con estrellitas!

El koala australiano – Curiosidades y cómo encontrarlos
4.8 (96%) 10 votos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *