Marina, una malagueña en Melbourne

Me llamo Marina, tengo 29 años, soy de Málaga y llevo casi 5 meses en Melbourne. Cuando comencé a plantearme la idea de venir a Australia me bebí este blog, ironías de la vida ¡ahora soy yo la entrevistada!

1. ¿Por qué decidiste emigrar a Melbourne?
Tenía un buen trabajo como diseñadora web, vivía sola en un piso muy acogedor junto al mar y un ritmo de vida estable y relajado, con tiempo de disfrutar de mi familia y amigos… pero algo fallaba. Fui sintiendo que algo me faltaba, y cuanto más pasaba el tiempo me fui dando cuenta de que necesitaba un cambio. La idea de Australia vino por diferentes frentes: un amigo había intentado conseguir la Work&Holiday sin éxito y me habló de ello, vagando por YouTube me encontré a YellowMellow y sus viajes a Australia, conocí a un australiano en un hostel en Cádiz… muchas mini coincidencias que me hicieron interesarme por este país. El mejorar mi inglés ha sido siempre una cuenta pendiente, por lo que enterarme de que podía venir como estudiante y trabajar al mismo tiempo en un país tan increíble como este fue algo que no pude ignorar.
Aunque he viajado bastante, nunca había salido de Europa, nunca había viajado sola, por lo que la idea me daba bastante miedo. Pero cuanto más me informaba sobre el país y las diferentes ciudades, más claro lo tuve. También gracias a Berta, a la que mareé lo más grande. Me decidí por Melbourne porque, pese a que ahora es invierno y hace un frío que pela, esta ciudad merece la pena totalmente. Siempre hay mil cosas que hacer, parece mentira pero cada fin de semana hay algo diferente montado. Es grande y llena de posibilidades pero a la vez es acogedora y la gente es amable y te sonríe por la calle.
Melbourne trabajar estudiar
2. ¿Tuviste un COOLaborador cuando llegaste? 
Sure! Quedé con Nerea el primerísimo día que llegué y me ayudó con lo básico: cuenta bancaria, tax file number… Y luego me llevó a un bar con happy hour y me dio muchísimos consejos para mi día a día en Melbourne.  
3. ¿Qué aconsejas a los que quieren venir a Australia?
Lo básico: ¡que ahorren todo lo que puedan antes de venir!
Y después de llevar unos 4 meses y algo aquí les aconsejaría que no se agobien si tienen que pasar semanas en un hostal en lugar de varios días, que aquí hay que ir con el currículum en la mano a pedir trabajo aunque nos parezca raro o creamos que nos van a mirar mal…
Lo más fácil y lo mejor es que al venir como estudiante una vez que empiezas las clases, hacer amigos es como respirar. Prácticamente todas las personas que conozcas en la escuela han venido solos como tú y tienen tus mismos miedos y las mismas ganas de conocer gente, la ciudad y viajar. ¡Aprovecha!
Trabajar australia estudiar
4. ¿Qué estudiaste cuando llegaste? 
Contraté desde España 4 meses de General English. Al llegar me pusieron en UpperIntermediate y al mes me cambiaron a Advanced. Me sorprendió que me cambiaran tan rápido, pero es que desde que llegué raro fue el día que hablé español más de 3 horas seguidas: tanto en casa, escuela y al salir con amigos siempre teníamos que hablar inglés porque nunca éramos solo hispanohablantes.
Como advanced es el nivel más alto y las clases me empezaron a resultar monótonas, seguí el consejo de una compañera de clase y me cambié con ella al curso de Barista que se imparte en mi misma escuela. Fueron 5 semanas de curso en el que, sirva de anécdota, de los 12 alumnos yo era la única no-asiática. Luego tuve varias semanas de vacaciones y ahora estoy de vuelta en advanced.
5. ¿Cuáles han sido tus trabajos en Australia?
Al contarle a mi jefe español que me iba, me ofreció seguir trabajando con ellos de forma freelance. Como yo tampoco sabía cómo iba a ser mi vida en Melbourne, lo dejamos un poco en el aire. Al mes o así de llegar aquí encontré trabajo de camarera. Una vez que mi vida se hizo algo más rutinaria, me pude organizar mejor para ir desarrollando proyectos con mi jefe español y a las pocas semanas dejé el trabajo de camarera para centrarme en el de diseño web freelance.
Melbourne viajar trabajar
6. ¿Cobrabas bien? ¿Suficiente para vivir?  
Como camarera cobraba $18/hora entre semana y $21/hora los fines de semana, como los primeros meses compartí habitación que me salía a unos $140/semana y me propuse descubrir los sitios más baratos de la ciudad… sí, ¡suficiente!
Ahora como diseñadora web freelance cobro por proyecto y también me da para vivir bien 🙂
7. ¿Qué visado tienes ahora?
Sigo con el de estudiante ya de vuelta en General English a la misma clase 🙂
Estudiar melbourne australia
8. ¿Y cuándo se acabe, qué?  
¡Buena pregunta! Mi visado se acaba a mediados de septiembre y no estoy segura de qué hacer. Consulté de nuevo a Berta para ver mis opciones pero aún no me decido… renovaré, volveré, ¡ay!
9. ¿Cómo es tu día a día y tu vida en Australia? 
Mi día a día se mezcla entre la rutina y el “a ver qué pasa hoy”. Sí que sigo la rutina de ir a clase, pero con mi trabajo puedo trabajar donde y cuando quiera, lo que me da más libertad para apuntarme a los planes que surjan. Hoy quizás un compañero de clase nos invita a una barbie en su casa, que mañana una amiga me anima a ir a un festival de comida de vete tú a saber qué país, en vete tú a saber qué barrio (esta ciudad nunca para, literalmente).
Estudiar viajar australia
10. ¿Algo que no te guste de Australia?
¡¡Lo lejos que está de España!!
11. ¿Tienes contacto con ‘aussies’? ¿Qué opinas de los que conoces?
Vivo con aussies y tengo algunos amigos aussies. En general son todos increíblemente amigables y amables. Lo único es que tanto en casa como cuando salgo con el grupo de aussies que conozco, algunas veces me noto más callada de lo normal… ¡pero es que me pierdo cuando hablan tan rápido con su slang y su acento! Pero bueno, poco a poco.
Estudiar australia melbourne
12. ¿Qué piensas sobre la fauna y flora australiana?
¡Es increíble!
13. Si tuvieses al agente de inmigración delante de ti, ¿qué le dirías?
Hey, mate!
14. Escribe lo que te dé la gana:
Si, como yo, estás recorriendo este blog y toda la info en internet que puedas encontrar para informarte de cómo venir a Australia porque es algo que sabes que quieres hacer, déjate de excusas y hazlo.
El primer paso da vértigo, el resto es andar 🙂
Trabajar australia viajar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *