Por qué no deberías dar de comer a los animales salvajes en Australia

¿Cuántas veces te has topado con un cartel que dice «Prohibido alimentar a los animales» ? Como país repleto de vida salvaje, vas a tropezarte con él en muchas ocasiones a lo largo de tus viajes por Australia ¡y lo mejor será que hagas caso!

Australia es un país plagado de animales salvajes que viven en su hábitat natural, por tanto, si decides recorrerlo no te será difícil toparte con alguno de ellos. El país es una enorme isla llena de vida salvaje que merece la pena ser descubierta.

grupo de jóvenes en la carretera al lado de una señal que alerta a los coches que vayan despacio por la presencia de animales salvajes

Hogar de miles de especies de plantas y animales de todos los colores, en Down Under encontrarás las especies más extrañas y únicas que hayas visto en tu vida, pero ¡ten cuidado con los animales! son libres y salvajes, así que no te acerques más de lo necesario, especialmente si llevas comida en la mano. Cuando te topes con algún animalito salvaje, nuestra recomendación es que mantengas la distancia y evita los grandes sobresaltos.

¡No alimentar a los animales salvajes de Australia!

Aunque en la gran mayoría de parques naturales las autoridades australianas siempre nos recuerdan que no se debe alimentar a los animales salvajes de Australia, los turistas siguen insistiendo en dar de comer a estos exóticos animales que se cruzan en el camino y es algo que está teniendo consecuencias inesperadas.

En el caso, por ejemplo, de los canguros, existen algunos parques y zonas en los que podrás encontrarlos viviendo en libertad y se deben seguir las normas de seguridad para evitar situaciones desagradables. Una de las principales normas es no alimentar a los animales, ¡y mucho menos ofrecerles fast food! Como hemos visto hacer a más de un turista…

A pesar de que alimentar a los canguros es ilegal, los turistas y visitantes siguen ofreciendo a los marsupiales todo tipo de alimentos y vegetales. Aunque a priori pueda parecer que no existe ningún problema en darle de comer a un animal salvaje, (especialmente si son tan monos como los canguros o los koalas) lo cierto es que no sabes cómo va a reaccionar. Puede comerse tranquilamente lo que le hayas ofrecido o puede provocar un comportamiento agresivo hacia ti o incluso que otros animales se acerquen a competir por el cachito de comida.

En el caso de los canguros de Morrisset, un parque que se encuentra a las afueras de Sydney, los marsupiales son dóciles y están acostumbrados a la presencia de humanos, pero no dejan de ser animales salvajes. En algunos casos, la oferta de alimentos puede provocar disputas entre los animales y algunos de ellos pueden golpear a los visitantes en busca de este tipo de golosinas.

chica morena arrodillada en el césped y detrás canguros saltando

Alimentando a animales salvajes: El caso de las zanahorias

En las últimas semanas se han registrado varios ataques de canguros hambrientos a turistas. Esto está ocurriendo como consecuencia directa de alimentar a los animales salvajes con comida a la que no están acostumbrados. ¡Parece que sean han convertido en inesperados fans de las zanahorias! ¡Como lo oyes!

Según publican varios medios, tanto españoles como australianos, parece que los canguros, gracias al ser humano, han descubierto un alimento que rara vez está al alcance de sus manos ¡y les encanta! Hablamos de las zanahorias. Éstas se han convertido en un manjar por el que los canguros están dispuestos a atacar a cualquier persona. Además de las zanahorias, adoran cualquier tipo de vegetal, así que, si decides ir de excursión, recuerda guardar tu tentempié en la mochila.

canguro que tiene entre sus manos la piel de algún alimento.

¡Son tan monos! Sí, lo sabemos, pero cuidado con los canguros

Recordemos que estos animales tienen unas zarpas que, aunque no tengan intención de usar, pueden causarte cortes profundos con facilidad. Esa es la «merecida suerte» que ha corrido uno de los chicos que se disponía a compartir su merienda con uno de los animalitos.

Aunque en la mayoría de los casos los únicos afectados son los animales, ya que reciben una alimentación a la que no están acostumbrados, lo cierto es que últimamente se han registrado varios ataques.

En Nueva Gales del Sur, comunicó varios incidentes provocados por la imprudencia de los visitantes de la zona verde de su reciento, en el que vive una colonia de canguros. En estas ocasiones, los visitantes desatendieron los carteles en los que se advierte de que no se debe ofrecer alimentos a los animales salvajes de Australia.

Como consecuencia, un hombre recibió una herida profunda en el estómago y una mujer requirió diecisiete puntos de sutura en la cara. Los canguros adultos tienen extremidades muy potentes y uñas muy peligrosas, así que ¡ojito!

cara de un canguro muy cerca de la cámaraSi tu próximo destino es Australia recuerda respetar a los animales y no darles de comer. Y si aún no tienes clara la idea de irte a las antípodas, don’t worry! Te ayudamOOs a resolver todas tus dudas.

 Contáctanos

¿Te ha parecido útil este artículo? Valóralo con estrellitas 🙂

Por qué no deberías dar de comer a los animales salvajes en Australia
5 (100%) 4 votos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *