Melbourne Victòria, Austràlia

Melbourne, la mejor ciudad del mundo

Conocida como la capital del arte de Australia, Melbourne ofrece una vida cultural muy rica y variada, con diversidad de eventos deportivos, conciertos, exposiciones, obras de teatro y gastronomía. Si te decides a vivir en Melbourne, encontrarás un entorno de ocio y cultura que difícilmente podrás encontrar con el resto de las ciudades australianas… ¡ni siquiera en muchas ciudades europeas!

Se trata de la segunda ciudad más grande de Australia y ha sido nombrada la mejor ciudad del mundo durante siete años consecutivos por la revista The Economist. ¡Y no nos extraña! Con sus innumerables parques, la famosa cultura del coffee y brunch, infinidad de lugares para practicar deporte al aire libre y una vida cultural de lo más variada, es el lugar ideal en Australia para aquellas personas que quieran olvidarse de la rutina y vivir una experiencia plena. ¡Lo que nosotros llamamos vida!

Festivales de cine y música, fiestas de todas las culturas, exposiciones de arte, teatro, conciertos, bares de copas con música en directo, cafeterías de lo más COOL, artistas callejeros, discotecas con variedad de estilos musicales… Lo más parecido a un escaparate de manifestaciones culturales; por no hablar del estilo de muchos aussies para disfrazarse cualquier día de la semana. Si crees que realmente estás hecho para un estilo de vida así, ya no hace falta leer nada más, simplemente tienes que decidirte a vivir en Melbourne. ¡Si vienes, nos vemos seguro!

Haz clic en cada apartado para descubrir más cosas sobre Melbourne:

Los pros y contras de vivir en Melbourne

Principales ventajas de vivir en Melbourne:

  • Podrás disfrutar de tu deporte favorito cuándo y dónde quieras.
  • Presenciarás innumerables eventos de importancia internacional, como el Grand Prix de Moto GP, el Open de Australia, la Melbourne Cup…
  • No acabarás nunca de descubrir todos los restaurantes y lugares de ocio de infinidad de culturas diferentes que esta ciudad tiene preparados para ti.
  • ¿Playa? Las mejores playas de Australia estarán a tan solo un paso de ti.
  • Como hemos mencionado, ha sido elegida durante varios años consecutivo la mejor ciudad para vivir del mundo… ¡por algo será!
  • El tram y los buses son gratuitos en el centro de la ciudad. ¡Cuenta con uno de los mejores sistemas de transporte del país!

Alguna pequeña pequeñísima pega de la ciudad:

  • La famosa frase “cuatro estaciones en un día” es cierta. El clima de la ciudad en ocasiones es una auténtica locura, y los inviernos suelen ser más fríos que en otras ciudades. Un abrigo, ¡y solucionado!
  • Los precios del alquiler suelen ser un poco más elevados que en otras ciudades. Es normal… ¡Todos quieren disfrutar de esta ciudad!
  • Reúne bastantes turistas cada año. Por eso en ocasiones, en según qué zonas podrá haber mucha gente.
  • Melbourne sufrió escasez de agua, así que, para prevenir que pueda ocurrir de nuevo, el gobierno marcó normas sobre su uso a los ciudadanos. Pensándolo bien, esto podría ser otro aspecto positivo sobre la ciudad, ¿no?

¿Dónde se encuentra exactamente Melbourne?

Ahora vamos a intentar responder a la pregunta de dónde está Melbourne.

Para empezar, Melbourne se encuentra en el estado de Victoria. Quizá aún no te hayamos resuelto demasiado… El estado de Victoria se sitúa al sureste del país (abajo a la derecha, para aclararnos).

Esta ciudad fue fundada hace menos de 200 años, pero ha ido creciendo de forma imparable con las diversas oleadas de inmigrantes, especialmente después de la Segunda Guerra Mundial.

Es una ciudad en constante movimiento, pero capaz de equilibrar el bullicio del centro con la tranquilidad de los suburbios y parques. También tiene playas por las que podrás pasear, pasar el día ¡o ver pingüinos enanos cada tarde cuando se pone el sol! Además, esta ciudad tan cosmopolita cuenta con un amplio abanico de nacionalidades, por lo que el hecho de ser extranjero no supondrá -ni mucho menos- recibir un trato distinto. ¡Al contrario! No faltará quien te pregunte de dónde eres, quien te pida que le cuentes cosas sobre tu país, que qué haces por Australia, que si te gusta el país… En esta ciudad ¡serás más que bienvenido!

¿Cómo es el clima de Melbourne?

Como hemos dicho, las “Four Seasons in One Day” (cuatro estaciones en un día) son una realidad en el clima de Melbourne. El clima cambiante de la ciudad podrá traerte de cabeza cuando te dispongas a vestirte por las mañanas.

Si estás ya empezando a hacer las maletas, no descartes un chubasquero y ese paraguas de mano que cabe en cualquier bolsillo, porque sea verano o invierno, lo vas a necesitar. En los meses fríos el día asuele empezar nublado y frío (importante traerse alguna chaqueta) y luego el cielo comienza a despejarse… o no. Lo cierto es que es completamente impredecible. Aunque una cosa que no suele fallar es la lluvia y la bajada de temperaturas.

De todas formas, después de unos días en la ciudad acabarás acostumbrándote a esta locura de clima. Y quien dice acostumbrándote, dice olvidándote. ¡Es sencillo hacerlo con todas las cosas de las que estarás disfrutando!

Cómo moverte por Melbourne

Es transporte en Melbourne es uno de los mejores del país. Cuenta con tren, tram y autobuses. Todos ellos con buena frecuencia y buenas conexiones. Además el centro de la ciudad cuenta con una zona en la que el tram es gratuito (free tram zone). Si vives en el centro y estudias y trabajas aquí, te ahorrarás mucho dinero.

Para desplazarte en transporte público por Melbourne debes tener la Myki Card obligatoriamente. La puedes comprar en cualquier estación y cuesta $4,10 AUD. No está mal, ¿no?

La tarifa de un día -siempre y cuando sea entre semana- es de $8,20 AUD y tan solo eso, da igual los viajes que hagas. Durante el fin de semana el transporte te costará $3 AUD por viaje, pero la cantidad máxima que pagarás será de $6 AUD.

Por otro lado, también existe la Myki Card – Money. Con esta tarjeta puedes recargar la Myki por semanas o incluso meses. Si vas a usar continuamente el transporte público, ésta es tu mejor opción. Lo más usual es recargarla cada 28 días y el precio actual es de $137 AUD.

Los mejores barrios para vivir en Melbourne

Una de las preguntas las comunes entre los recién llegados a Melbourne o incluso entre los que se están planteando seriamente ir a vivir allí es: “¿Cuáles son las mejores zonas para vivir en Melbourne?”

¡Tienes muchísimas opciones! A continuación, te presentamos una recopilación de los mejores barrios en Melbourne:

  • El centro o CBD: encontrarás los barrios de Fitzroy, Brunswick, North Melbourne, South Yarra, Cartlon, Collingwood, Southbank y St Kilda. Se trata de los barrios más solicitados de la ciudad, por lo que los precios del alquiler son mucho más caros en comparación con el resto de las zonas. No obstante, cuentas con facilidades como el transporte público o la comodidad de vivir cerca del corazón de Melbourne. La habitación individual en un piso compartido te costará entre $250-$350 AUD y una habitación compartida en un piso compartido entre $110-$190 AUD.
  • La zona este: Hawthorn, Camberwell, Malvern, Ausburton, Caufield, Prahran, Kew y Estos barrios son suburbs de la zona este de Melbourne. Pese a no estar realmente alejados de la ciudad, cuentan con un ambiente tranquilo y acogedor. Rodeados de zonas verdes y repletos de bike-trails (carriles bici), estos barrios a su vez están bien comunicados con el centro. Estas zonas son habituales de gente acomodada, por lo que los precios de las habitaciones también suelen ser un poco más elevados. La habitación individual en un piso compartido te costará entre $200-$300 AUD y una habitación compartida en un piso compartido entre $110-$190 AUD.
  • La zona oeste: Maidstone, Footscray, Yarraville y Moonee Ponds. En estas zonas el precio de los alquileres es notablemente inferior. Aun así, son barrios que no aconsejamos. Para vivir la experiencia de Melbourne al máximo consideramos que es mejor invertir en otras zonas para aprovecharlo mejor. La habitación individual en un piso compartido te costará entre $170-$230AUD y una habitación compartida en un piso compartido entre $90-$130AUD.
  • Los barrios del norte: Coburg, Preston, Reservoir, Thornbury y Estos barrios están mucho más alejados del centro, pero cuentan con precios mucho más asequibles y un ambiente tranquilo y acogedor. Las opciones para conseguir una casa cómoda son mucho más habituales. ¡Son barrios muy recomendables para vivir tu aventura! La habitación individual en un piso compartido te costará entre $190-$260 AUD y una habitación compartida en un piso compartido entre $100-$150 AUD.

Entérate de los mejores eventos de Melbourne

Hemos hecho una recopilación de los mejores eventos en Melbourne para que no te pierdas detalle de lo que ocurre en tu nueva ciudad:

  • Enero: Australian Open Tennis. Es el primero de los cuatro torneos que forman el Grand Slam de tenis. Tiene lugar en el complejo deportivo situado en Melbourne Park, y atrae no solo la mirada de todos los habitantes de la ciudad, sino del país… ¡y del mundo entero! Además, en las afueras del estadio, ponen pantallas gigantes para poder disfrutarlo de una forma mucho más económica. ¿Te puntas a verlo?
  • Febrero: White Night Melbourne. La primera edición de este festival fue el 23 de febrero de 2013. Desde las 7pm hasta las 7am de la mañana siguiente, actividades relacionadas con la música, la danza o espectáculo de luces se adueñan del evento.
  • Marzo: Moomba Festival: Moomba es un festival Se celebra durante cuatro días y normalmente tiene lugar el Labour Day (Día del trabajador). En este evento todo el mundo se disfraza y la música se adueña de la ciudad.
  • Abril: Melbourne Food and Wine Festival: Es un evento que se celebra para promover la cultura de la comida y el vino de Melbourne y Victoria. Este evento sin ánimo de lucro es digno de cualquier amante de la mejor gastronomía.
  • Mayo: Good Beer Week: Es el evento de cerveza más importante de Australia. En sólo siete años, ha pasado de luna pequeña iniciativa a un festival formado por más de 300 eventos diversos e innovadores en Melbourne y Victoria.
  • Junio: Melbourne International Jazz Festival: Es un festival anual de música de jazz celebrado por primera vez en 1998. El festival tiene lugar en salas de conciertos, salas de arte, clubes de jazz y en las calles de Melbourne.
  • Julio: Open House Melbourne: Es un evento artístico y cultural que abre las puertas de muchos de los edificios de la Este evento anual se celebra el último fin de semana de julio desde 2008.
  • Agosto: Melbourne International Film Festival: Es un festival anual de cine que se celebra durante tres semanas en la ciudad. Comenzó en el año 1952 y en la actualidad es uno de los festivales de cine más antiguos y prestigiosos del mundo.
  • Septiembre: AFL Grand Final: La Gran Final de la AFL es un partido anual de fútbol celebrado tradicionalmente el último sábado de septiembre o el primer sábado de octubre en el Melbourne Cricket Ground en Melbourne.
  • Octubre: Melbourne Marathon: El Maratón de Melbourne se ha celebrado cada año desde el año 1978. Los 195 kilómetros de recorrido se convierten en una de las citas obligadas para los amantes del running.
  • Noviembre: Melbourne Cup Carnival: Es la carrera de caballos de pura sangre de Australia más prestigiosa. Celebrada en el Hipódromo de Flemington en Melbourne, es motivo de celebración en el país De hecho, en cualquier esquina de Australia la gente se pone sus mejores galas y va a algún bar a disfrutar de la carrera y seguramente de una que otra cerveza. ¡Este día nadie trabaja!
  • Diciembre: Christmas Festival: El festival anual de Navidad transforma la ciudad en un lugar mágico y celebra el espíritu de la Navidad en el verdadero estilo de Melbourne.

ERRORES de novato que debes evitar en Melbourne

  • Sin prisa, pero sin pausa. En cuanto veas una habitación que realmente te gusta, se ajusta a tu presupuesto y a tus necesidades: ¡vete a por ella! Siempre hay varias personas interesadas en la misma y esperar a comparar con otras te hará perder la oportunidad de optar por ella.
  • Paga tu billete de transporte. Si te arriesgas a no llevar billete, las multas pueden llegar a ser bastante altas. Y los australianos no se andan con miramientos. Van de uniforme, pero también vestidos de calle, así que hacer las cosas bien os ahorrará un buen susto y unos cuantos dólares.
  • Venir con pocos ahorros… ¡mal! Puede que tengas la suerte y encuentres trabajo durante el primer mes, pero a veces se demora varios meses y puede llegar a desesperar. Con los ahorros podrás sentirte tranquilo hasta que lo encuentres.

Qué visitar en Melbourne

Sabemos que te encanta viajar y descubrir sitios nuevos, por eso hemos hecho una lista para que sepas qué visitar en Melbourne. ¡Los sitios más TOP!

  • Botanic Gardens: Puedes dar un paseo por estos jardines tan famosos y observar toda la fauna, acompañada de miles de plantas diferentes, flores y árboles.
  • Bath Boxes, en la playa de Middle Brighton: ¡Colores y más colores! Las conocidas casas de baño en Brighton han existido desde el 1862 y son una maravilla.
  • La calle de los graffities cambiantes: Se encuentra en Hosier Lane, cerca de Fed Square. Podrás observar cómo cambia rápidamente el arte de esta ciudad.
  • Melbourne Museum: Es un museo de historia natural y cultural ubicado en el Carlton Gardens y es el museo más grande del hemisferio meridional.
  • State Library Of Victoria: La biblioteca tiene más de 2 millones de libros y 16.000 publicaciones en serie, incluyendo los folios del capitán James Cook, R.N.
  • Puffing Billy Railway: Situado en Belgrave. Es la terminal interior del ferrocarril famoso del vapor de la herencia de “Puffin Billy”.
  • Wilsons Promontory: Conocido localmente como “The Prom”. Contiene el área de zona silvestre costera más grande de Victoria.
  • Great Ocean Road: Patrimonio nacional. A 243 kilómetros de la carretera entre Torquay y Allansford.
  • The Grampians: Parque nacional. Se encuentra a 235 kilómetros al oeste de Melbourne, repleto de montes increíbles de roca arenisca.
  • Phillip Island: Isla australiana, a unos 140 kilómetros al sureste de Melbourne. Forma un rompeolas natural por las aguas del Puerto Occidental.

La hora en Melbourne

Si tienes curiosidad por conocer la hora en Australia y, más concretamente, la hora en Melbourne, y qué diferencia horaria hay en Australia con respecto a España o con cualquiera que sea tu país de origen, vamos a empezar por lo fácil. Te diremos la hora en Melbourne y luego te explicaremos cómo funcionan los husos horarios en Australia.

La hora actual en Melbourne es:

Hora actual en
Melbourne, Australia

¡Cuidado! A continuación, vamos a informarte de dónde sale la hora en Melbourne y quizás sea un poco lioso. ¿Listo?

Para empezar, debes saber que la zona horaria de Melbourne es GMT+10 o, como dicen en Australia, el Australian Eastern Daylight Time (AEDT). ¿Y eso de qué me sirve?

Pues bien, para ponerte un ejemplo, si vives en España, estás situado en la GMT+2 (excepto Canarias, que está a la GMT+1). ¡Ajá! Tu magnifica mente ya ha calculado que hay +8 horas de diferencia horaria entre España y Sídney. ¡Pero quizás te equivocas!

¿Te acuerdas de esos dos domingos al año en los que cambias la hora? ¡El famoso horario de verano! Pues bien, en Australia también lo usan, así que… ¡los cambios de hora de tu país y los de Australia complican el tema!

Los cambios de hora de tu país ya debes de conocerlos, así que vamos a contarte los cambios horarios de Melbourne:

Primero, ten en cuenta que sólo los estados de New South Wales, Victoria, South Australia, Tasmania y el Australian Capital Territory cambian su hora según el DST o Daylight Saving Time. ¡Para aprovechar la luz del veranito!

De esta manera, el primer domingo de octubre empieza el horario de verano y todos lo que vivimos en Melbourne atrasamos una hora nuestro reloj a las 3 de la mañana (o sea, las 3am). Y el primer domingo de abril se acaba el horario de verano y adelantamos una hora nuestro reloj a las 2 de la mañana (o 2am) en Melbourne.

¡Los estados de Queensland, Northern Territory y Western Australia nunca cambian la hora!

Ahora que ya sabes de dónde sale la hora de Melbourne que aparece más arriba, seguro que piensas que era más fácil mirarla y no liarse tanto, ¿verdad?